Los suelos orgánicos, su origen y propiedades

Los suelos orgánicos, su origen y propiedades
226 Descargas
Román, F.(1977). Los suelos orgánicos, su origen y propiedades. Universidad Politécnica de Valencia.

Se trata de una primera publicación en el período previo al inicio de la tesis doctoral.

Hasta mitad del siglo XX la ubicación de la mayor parte de las obras estaban ligadas a la calidad del terreno sobre el que se ejecutaban. Si el terreno carecía de la estabilidad necesaria, se buscaba otro emplazamiento de mejor soporte. Conforme han crecido las necesidades de la industria, de las comunicaciones, de la edificación etc…, lo anterior puede considerarse como un lujo.

Por otra parte, la mecánica del suelo ha evolucionado de tal manera que hoy pueden solucionarse problemas que antaño era inabordables.

Los suelos orgánicos son un claro ejemplo de estos hechos. Son extremadamente compresibles y su resistencia al corte es bajísima, razones por las que son incompatibles con la mayor parte de las construcciones del hombre.

Suelen estar asociados a zonas de gran extensión, de antiguas o actuales marismas donde el nivel freático está relativamente cercano a la superficie y en donde la utilización del suelo es prácticamente nula. El coste de ocupación de estos suelos es bajo mientras que el los suelos de su entorno es naturalmente más alto.

Por ello, por el bajo precio de estos suelos, por la imposibilidad física o monetaria de disponer de otros, por la posible reserva de los suelos del entorno para otros fines etc…, se llega a que empiecen a incrementarse las construcciones sobre estas áreas de baja calidad y, por tanto, sea necesario conocer mejor sus propiedades y su comportamiento.

En las consideraciones de este texto, se hace frecuentemente referencia a carreteras y vías de comunicación construidas sobre estos suelos orgánicos ya que son casi exclusivamente las construcciones que puede soportar las deformaciones del terreno y en las que las cargas transmitidas son de pequeña magnitud.